50 CAUSAS DEL INSOMNIO

Factores impiden dormir

 

TIPOS DE CAUSAS DEL INSOMNIO

 

El insomnio tiene ciertas similitudes con el fuego, que es de diferente naturaleza dependiendo de los elementos que estén ardiendo y de la reacción que lo provocara. Para generarse necesita que confluyan varios factores, combustible, una chispa que lo encienda y calor. El combustible del insomnio son las circunstancias que nos predisponen a padecerlo, la chispa son los factores que lo precipitan, y el calor sería el motivo que hace que perdure en el tiempo.

En este artículo cito los motivos más habituales que alimentan al insomnio, han sido recopilados a partir de la información obtenida de documentos creados por expertos en trastornos del sueño y de testimonios de insomnes. Las he agrupado en categorías con la intención de ir creando otros artículos sobre cada una de ellas.

 

LISTADO DE CAUSAS DEL INSOMNIO COMUNES

 

  •  Tipo de personalidad. Desde que nacemos se va forjando nuestra identidad, en ella influyen nuestra genética, vivencias y el ambiente que nos rodea. Parece ser que hay personas de caracteres con más riesgo de caer en el insomnio que otras, aunque no es un factor indispensable. (1) Personalidad obsesiva y temerosa.

 

  • Costumbres. Existen algunos hábitos que por lo general desajustan nuestros ciclos biológicos, afectando a la conciliación y mantenimiento del sueño. (2) Ver televisión o utilizar aparatos con pantallas antes de dormir. (3) Cenar tarde y copiosamente. (4) Trabajar hasta última hora. (5) Hacer actividades excitantes poco antes de ir a la cama. (6) Acostarse excesivamente tarde…

 

  • Vivencias. Las experiencias que han acontecido durante nuestra vida se quedan instauradas en la memoria, esto afecta a las reacciones que tenemos ante las dificultades para dormir. (7) Ser miembro de una familia sin unos horarios regulares para el sueño. (8) Haber sufrido la enfermedad de un ser cercano. (9) Conocer de primera mano historias de trastornos del sueño…

 

  • Estrés mantenido. Cuando soportamos tensión emocional durante un largo periodo de tiempo es muy difícil que nos relajemos por la noche y esto influye en un deterioro en la calidad del sueño. Son muchos los motivos que provocan que estemos en un estado de alerta constante. (10) Exceso de trabajo y/o incertidumbre en el mismo. (11) Problemas familiares graves. (12) La presión de cursar estudios…

 

  • Trastornos psíquicos. Los problemas emocionales también pueden ser provocados por el insomnio, por lo que en muchas ocasiones es difícil saber cual es el causante y cual la consecuencia. Las alteraciones mentales que más se relacionan con el insomnio son: (13) La ansiedad. (14) La depresión. (15) Las adicciones…

 

  • Alteraciones orgánicas. Es complicado alcanzar un descanso óptimo cuando tenemos ciertos síntomas de una enfermedad, si esta es crónica es probable que el insomnio perdure junto a ella. Algunas de las enfermedades más comunes que entorpecen un sueño adecuado son: (16) Los propios trastornos del sueño. (17) La fibromialgia. (18) Desordenes digestivos. (19) Menopausia. (20) Nocturia (Necesidad excesiva de orinar)...

 

  • Eventos estresantes. Los pensamientos sobre circunstancias agobiantes impiden que nos relajemos durante la noche y esto dificulta la conciliación y el mantenimiento del sueño. A algunas personas que duermen bien durante la mayor parte de su vida, les sucede que una situación de mucha carga emocional hace de detonante para que comiencen a padecer insomnio desde ese momento. Estos acontecimientos pueden ser de dos tipos.

 Imprevistos: (21) Perdida de un empleo. (22) Muerte de una persona cercana. (23) Ser víctima de un delito. (24) Sufrir un accidente. (25) Tener una fuerte discusión…

Esperados: (26) Exámenes. (27) La implicación en alguna celebración. (28) Una mudanza. (29)  Las vacaciones (son estresantes en muchos casos aunque el concepto idílico que tenemos sobre ellas sea otro completamente distinto)…

  • Interferencias ambientales. El ser humano está diseñado para dormir en ambientes naturales y tranquilos, por lo que aunque nos adaptemos a casi cualquier entorno, hay factores dependientes del lugar en donde residamos que afectan perjudicando nuestro reposo. (30) Los ruidos estridentes. (31) La luz artificial que entra por las ventanas. (32) Las altas temperaturas.

 

  • Ingesta de sustancias excitantes. Hay una gran variedad de excitantes que podemos consumir actualmente, unos legales y otros no tanto. Nos pueden sentar bien en un momento dado, pero salvo que tengas mucha tolerancia, tomarlos cuando se acerca la hora de acostarse nos desvía del camino hacia un sueño natural. (33) Tomar bebidas con cafeína, te, mate o similares. (34) Fumar. (35) Consumo de drogas estimulantes…

 

    Opt In Image
    CONSIGUE GRATIS
    LA GUÍA PARA SUPERAR UNA NOCHE DE INSOMNIO

    Suscríbete y podras visualizarla o descargarla en formato PDF

  • Cambios. A nuestro cerebro le cuesta un tiempo adaptarse a las modificaciones importantes de nuestras costumbres diarias, si cuando nos vamos a la cama hay algo que es muy distinto a lo común seguramente nos costará coger el sueño. (36) Reciente cambio de domicilio. (37) Pasar la noche fuera de nuestro dormitorio. (38) Alteración de horarios laborales (39) Viajes con Jet lag…

 

  • Molestias fisiológicas. Casi siempre que nos incomoda alguna sensación física, damos vueltas en la cama buscando la postura que la mitigue. (40) Dolor por lesión. (41) Mala digestión. (42) Picores de cualquier procedencia. (43) Congestión nasal y/o auditiva…

 

  • Pensamientos negativos. Aunque a la gran mayoría de los insomnes les sucede, las personas que lo padecen de manera crónica conocemos especialmente estas ideas que tanto daño nos hacen cuando se introducen en nuestras cabezas. Nuestros conocidos fantasmas se nos pueden aparecer en cualquier momento del día, pero es en el silencio de la noche cuando se intensifican sus poderes y se les escucha con más intensidad, la batalla que lidiamos contra ellos provocan que se desencadenen emociones desagradables en nuestro interior que perduran incluso con la aparente ausencia del pensamiento. (44) Figurarse que dormimos mucho menos de lo necesario. (45) Imaginar lo cansados que estaremos al día siguiente. (46) Suponer que nos va a suceder algo grave como consecuencia de la falta de sueño. (47) Creer que nunca más volveremos a dormir bien. (48) Calcular constantemente el tiempo que falta para que suene el despertador. (49) Pensar en nuestro mal aspecto del día siguiente. (50) Preguntarse una y otra vez porque nos pasa esto a nosotros…

similitudes entre fuego e insomnio

 

CONCLUSIÓN

 

Imagina que a principios de verano se va la luz de tu casa, miras el cuadro eléctrico y compruebas que ha caído el interruptor general, lo levantas y todo vuelve a la normalidad. Piensas que has solucionado el problema y te olvidas del tema sin darle más vueltas.

Varios días después vuelve a suceder, haces lo mismo que la vez anterior y sigues con tu vida. Pero el episodio se repite cada vez con más frecuencia y aunque te empiezas a preocupar un poco y la situación es incomoda, tu reacción es siempre la misma. Hasta que una noche se produce un nuevo apagón, pero cuando subes el interruptor general este vuelve a caer de inmediato y te quedas definitivamente sin luz en casa.

Como los técnicos no trabajan tan tarde vas a tener que pasar toda la noche sin corriente, con todos los inconvenientes que esto conlleva. Al día siguiente acude el electricista, te cuenta que tienes chamuscado prácticamente todos los circuitos de tu casa.

¿Pero cómo ha podido suceder ? Le preguntas.

Te dice que un chisporroteo en un contacto flojo había sido el detonante, pero además algunos cables estaban deteriorados por su antigüedad y los fusibles no eran los adecuados para el consumo eléctrico de tu vivienda, todo esto junto a las altas temperaturas del verano habían compuesto un cóctel de elementos insoportable para tu instalación eléctrica.

Vas a tener que cambiar todos los cables, algunas cajas de conexiones  y el cuadro general de la luz. Esto supone mucho dinero y un montón de incomodidades. Si hubieses conocido antes los factores que estaban atacando a tu instalación todo estaría solucionado en un par de horas y por un precio bastante más económico.

Aunque el sueño es mucho más complejo que una instalación eléctrica, el insomnio actúa de forma parecida a la avería que acabo de plantear, casi siempre son varias causas las que lo desencadenan. Algunas germinan y crecen lentamente en nuestro interior sin que nos demos apenas cuenta, otras son externas y casi imposibles de evitar y por último están las que se generan a partir del propio insomnio y lo perpetúan.

Al igual que en la historia de los apagones, ante el insomnio, podemos tomar medidas rápidas para dormir, como ver la tele hasta que el sueño nos venza, tomar pastillas sedantes, beber alcohol u otras acciones similares que pueden funcionar a corto plazo, pero que no actúan sobre las causas del insomnio. Podemos tener la esperanza de que el problema desaparecerá tarde o temprano, pero así es muy difícil desembarazarnos realmente de él. Incluso puede acabar agravándose provocando que cada vez tengamos que “subir el interruptor” con más frecuencia.

Creando una buena higiene del sueño con acciones como evitar las cenas pesadas, acostarnos temprano regularmente u oscurecer por completo la habitación para dormir podemos eludir algunos de los motivos de nuestro insomnio, pero ni aún así podremos sortearlos a todos. Hay que tener mucho cuidado con esto, porque intentar controlar en exceso las causas del insomnio pueden convertir estos hábitos saludables en obsesiones amplificadoras del mismo.

El primer paso que tenemos que dar hacia la desactivación de nuestro insomnio es conocer las causas del mismo. Pero esto no es una tarea tan fácil como parece. Algunas de ellas que son muy evidentes, como los ruidos, el calor o los dolores, pero en el extremo contrario de nuestra consciencia están las mas difíciles de reconocer y que además suelen ser las más persistentes como los pensamientos negativos o las emociones desagradables. Hablaré en otro artículo de como se reconocen los factores de nuestros desvelos.

El segundo paso es aceptar cada una de las causas que alimentan a nuestro insomnio y no luchar contra ellas. Los combates hacen que nuestro cerebro se active y aumente la adrenalina. Evidentemente este no es el estado ideal para coger el sueño. También escribiré sobre las formulas para dar la bienvenida de manera amigable a los causantes de nuestras malas noches.

Para ir comprendiendo y tolerando las causas que provocan nuestro insomnio hay que cultivar paciencia y perseverancia, pero para ello tenemos que tener fe en lo que estamos haciendo, desanimarse y desesperarse en algunos momentos es normal, esto también hay que aceptarlo, pero adquirir conocimiento sobre cualquier problema es la mejor forma que se me ocurre para solucionarlo.

He seleccionado cuidadosamente cada una de las 50 causas del insomnio expuestos en este artículo, pero puede que eches en falta alguna de los factores que a ti te afectan, puesto que no todos tenemos las mismas circunstancias y a cada uno nos influyen las cosas de diferente manera.

Estaré encantado de conocer tu opinión sobre cualquier cuestión que quieras plantear sobre este artículo, para ello puedes dejar tu comentario debajo de las fuentes de inspiración.

 

FUENTES DE INSPIRACIÓN

 

DR GUY MEADOWS/Ebook: El libro del sueño.

ED MARTIN/Ebook: Manda al insomnio a dormir.

NICK LITTLEHALES/Ebook: Dormir. El mito de las 8 horas y el poder de la siesta.

SOMNISA/El camino profesional hacia un sueño mejor.

DORMIDINA/Causas del insomnio.

CLÍNICA DEL SUEÑO ESTIVILL/Blog.

INSTITUTO DEL SUEÑO/Combatir el insomnio.

CURAR EL INSOMNIO/Causas del insomnio.

Un comentario:

  1. He estado explorando un poco por posts de alta calidad o entradas en webs sobre estos contenidos. Explorando en Google por fin encontré este blog. Con lectura de esta articulo, estoy convencido que he encontrado lo que estaba buscando o al menos tengo esa extraña sensacion, he descubierto exactamente lo que necesitaba. ¡Por supuesto voy hacer que no se olvide este sitio web y recomendarlo, os pienso visitar regularmente.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *